Practica la aceptación y evita el autosabotaje