Controla la influencia del lenguaje sobre tus emociones